TT Ads

San Diego, Ca.- A media mañana del 6 de julio de 2023, los visitantes del Zoológico de San Diego disfrutaron de un extraordinario espectáculo y un gran momento. La panda roja Adira ingresó a su hábitat al aire libre en el Pasaje asiático del zoológico con alguien nuevo: su pequeño y curioso cachorro de 1 mes. Este hito fue inmensamente significativo ya que el nuevo cachorro es el primer panda rojo nacido en el zoológico desde el 2006, y esta fue la primera vez que el personal y los visitantes pudieron ver al pequeño fuera de su guarida.

El cachorro, que aún no tiene nombre, nació el 9 de junio de los padres primerizos Adira y Lucas. Durante el último mes, la mamá y su cachorro han permanecido recluidos en su guarida comiendo y durmiendo la mayor parte del tiempo, y la mamá saliendo esporádicamente. Los cachorros de panda rojo recién nacidos tienden a ser amamantados por su madre de 13 a 22 semanas. A las 6 o 7 semanas de edad, los cachorros se vuelven naturalmente más activos y comienzan a explorar su entorno. Normalmente permanecen en su guarida con su madre hasta que tienen alrededor de 3 meses.

“El nacimiento de cualquier animal siempre es una experiencia emotiva, pero para una especie que no ha concebido en tanto tiempo, este momento es aún más notable”, comentó Erika Kohler, vice presidenta y directora ejecutiva del San Diego Zoo. “Cada nacimiento tiene mucho peso, por lo que este cachorro brinda esperanza a todos los que trabajan para salvar esta importante especie asiática”.  

En los últimos 50 años, la población mundial de pandas rojos se ha reducido hasta en un 40 por ciento y la especie ahora figura como en peligro en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Los pandas rojos se enfrentan a incontables amenazas, incluidas la pérdida y degradación del hábitat relacionada con el aumento de la invasión humana y el cambio climático.

La fundación San Diego Zoo Wildlife Alliance se asocia con la organización sin fines de lucro ‘Red Panda Network’ para identificar el hábitat del panda rojo desprotegido y capacitar a los «guardianes del bosque», quienes monitorean la salud del ecosistema y trabajan con las comunidades locales para preservarlo y protegerlo. El personal de Red Panda Network brinda talleres de concientización en las aldeas locales de Nepal, donde viven los pandas rojos. A través de estos vitales proyectos, los miembros del equipo observan y analizan de cerca las poblaciones de panda rojo para permitir los esfuerzos de conservación y ayudar a establecer áreas nuevas y seguras para la especie.

“El trabajo de la San Diego Zoo Wildlife Alliance en Asia se centra en el comercio ilegal de vida silvestre y en la reducción de la demanda de productos de vida silvestre. Esto es esencial para conservar las especies únicas que llaman hogar a esa región”, explicó la Dra. Nadine Lamberski, directora de conservación y salud de la vida silvestre de la San Diego Zoo Wildlife Alliance.

TT Ads

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *